Social Action Now!

An objective view to worldwide social issues

Criminalidad y urbanismo: Lecciones para las ciudades latinoamericanas

La búsqueda de la seguridad es uno de los temas con más discusión entre los hacedores de políticas públicas en la actualidad en Latinoamérica , no en vano la región es considerada como una de las más violentas del mundo en donde una de las principales causas relacionadas es la alta delincuencia persistente en varios países de la región y en donde pese a tener solo el 8% de la población mundial se dan cerca de un tercio de los homicidios a nivel global (El Espectador, 2015).

“Durante la Guerra Fría este problema no era atacado por las autoridades quienes se concentraban más en el concepto de Seguridad Nacional en el que la defensa del Estado de un enemigo exterior era la principal preocupación de las autoridades” (García, 2005).

Sin embargo, durante la Guerra Fría este problema no era atacado por las autoridades quienes se concentraban más en el concepto de Seguridad Nacional en el que la defensa del Estado de un enemigo exterior era la principal preocupación de las autoridades; en la lucha contra el crimen generalmente se priorizaban estrategias represivas, generalmente enfocadas al control territorial agrupadas bajo el concepto de seguridad pública en el que el “mantenimiento de la paz y el orden público se logra a través de los mecanismos de control penal y de las acciones de prevención y represión de ciertos delitos y faltas administrativas que la vulneran particularmente a través de los sistemas de procuración e impartición de justicia” (García, 2005).

“Para finales de la década de los 80 desde Naciones Unidas se fue gestando un nuevo concepto conocido como seguridad humana” (Tudela, P. 2014)

No obstante, ya para finales de la década de los 80 desde Naciones Unidas se fue gestando un nuevo concepto conocido como seguridad humana, en donde se reconocía que el principal activo que tenía un Estado eran sus ciudadanos, y que si se aseguraban condiciones mínimas de vida para el desarrollo de una persona dentro de una sociedad, el Estado estaría garantizando un nivel mínimo de seguridad, entiendo que una persona no solamente está a salvo si se impiden vulneraciones físicas que le impidan el disfrute de sus derechos, sino que también se requiere que viva en un entorno idóneo para el desarrollo de sus planes de vida (Tudela, P. 2014).

Es por ello que la lucha contra la criminalidad ha sido una tarea que varios gobiernos de América Latina han decidido abordar reconociendo el impacto negativo que tiene el crimen dentro del desarrollo de una sociedad. Sin embargo, muy pocos se han tomado la molestia de reconocer que la naturaleza del crimen es de carácter local, y que deben ser los gobiernos locales lo principales encargados de desarrollar estrategias consistentes para atacar los factores que propician la aparición de la delincuencia, pese a que las comunidades le demandan a las autoridades una intervención en este sentido  (Queensland Goverment, 2007).

la mayoría de los individuos sobre los que actúa la justicia criminal han sido desdichados antes de llegar a ser culpables” (CIDAC, 2013).

Lo anterior resulta fundamental para las autoridades locales dentro de un municipio o ciudad, no sólo porque reconoce que además de las funciones de represión y control del espacio público son necesarias medidas de prevención enfocadas a atacar los factores que propician la delincuencia, sino porque además ilustra el gran abanico de probabilidades en materia de política pública que se pueden utilizar para combatir la criminalidad que no sólo pasan por instituciones como la Policía, tradicional encargada de garantizar el orden y la convivencia dentro de un territorio, sino que pueden nacer también de instrumentos como el urbanismo, mediante una correcta planificación de los espacios urbanos que favorezca un adecuado desarrollo social combatiendo la segregación urbana y de paso atacando aquellos factores que tradicionalmente han sido asociados con la ocurrencia de la criminalidad, que como afirmaría Tocqueville: “la mayoría de los individuos sobre los que actúa la justicia criminal han sido desdichados antes de llegar a ser culpables” (CIDAC, 2013).

La reducción de la segregación se conforma entonces como un baluarte de la lucha contra el crimen de carácter preventivo, en complemento con otras acciones encaminadas a la mejora del entorno, y por supuesto al desarrollo de una estrategia policial (García, 2005).

“El urbanismo puede ser una importante herramienta en la lucha contra el crimen organizado no sólo en América Latina, sino también para el resto de las ciudades que constituyen el mundo”  (Queensland Goverment, 2007).

En conclusión, el urbanismo puede ser una importante herramienta en la lucha contra el crimen organizado no sólo en América Latina, sino también para el resto de las ciudades que constituyen el mundo  (Queensland Goverment, 2007). En una adecuada planificación urbana y en una constante lucha contra la segregación pueden estar dos claves que permitan reducir los incentivos para que los criminales decidan ingresar en la vida criminal.

Sin embargo debe entenderse que estas medidas son de carácter preventivo y se deben complementar con acciones policiales claras en otros aspectos para que efectivamente se logren reducir los índices de victimización y percepción de inseguridad en las zonas urbanas de los continentes y posteriormente debe existir una armonización entre las instituciones que componen el aparato gubernamental para ejecutar planes de acción claros y contundentes contra las amenazas que se presentan en las ciudades . Así mismo, a través de la organización de la seguridad nacional será posible enfrentarse a las amenazas contemporáneas que buscan a tacar la estructura estatal, tal y como sucede con el terrorismo.

Bibliografía:

El Espectador. (6 de Septiembre de 2015). “América Latina es la región más violenta del mundo”. Recuperado el 29 de Noviembre de 2015, de http://www.elespectador.com/noticias/judicial/america-latina-region-mas-violenta-delmundo-articulo-584347

García, J. M. (2005). Seguridad ciudadana y la seguridad nacional en México: hacia un marco conceptual. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales , 47 (194).

Tudela, P. (2014). Conceptos y Orientaciones para Políticas de Seguridad Ciudadana. (P. d. Centro de Investigación y Desarrollo Policial, Ed.) Santiago.

CIDAC. (Septiembre de 2013). 101 conceptos para entender la inseguridad con seguridad. Recuperado el 2 de Diciembre de 2015, de http://insyde.org.mx/wp-content/uploads/2013/09/101-conceptos-para-entender-la-inseguridad_cidac.pdf

Queensland Goverment. (2007). Crime Prevention through Environmental Design . Recuperado el 2 de Diciembre de 2015, de https://www.police.qld.gov.au/programs/cscp/safetyPublic/Documents/CPTEDPartA.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: